Plataformas virtuales de aprendizaje: ¿qué son y qué beneficios tienen?

 

El mundo evoluciona a pasos agigantados, y como en otros muchos aspectos, la formación no se queda atrás. Desde hace tiempo que existen métodos de enseñanza online, virtual o e-learning. Pero sin duda, esta metodología de aprendizaje adquiere mucho más peso tras la situación vivida estos últimos años tras la pandemia del COVID-19. En la mayoría de los casos, las plataformas virtuales de aprendizaje, surgieron como una necesidad. Hemos sido testigos de cómo poco a poco han ido ganando terreno a los métodos tradicionales. Lo que empezó como una carencia se convirtió en facilidades y beneficios para muchos negocios. Incluso, en algunos casos, en su salvación.

El poder tener una forma de aprender en la que el usuario elija en qué momento y cómo continuar aprendiendo, ¿por qué no? Y es que las plataformas virtuales de aprendizaje han llegado para quedarse.

Cuando pienso en definir una plataforma digital de aprendizaje, me viene a la cabeza un programa informático/software o un sitio web. En definitiva, un lugar destinado a la enseñanza. Pero va mucho más allá.

Es una solución que engloba diferentes tipos de herramientas destinadas a fines docentes. Su principal función es facilitar la creación de entornos virtuales para impartir todo tipo de formaciones y son lugares que permiten a los docentes contar con un espacio en el que poder hacer tareas como: organizar contenidos y actividades, gestionar las matriculaciones de los estudiantes, tener un seguimiento de trabajo durante el curso, resolver dudas y crear espacios de comunicación interactiva, evaluar los progresos de los alumnos, etc.

Y es que las plataformas virtuales de aprendizaje pueden utilizarse para gestionar de manera integral formaciones a distancia o como un complemento a la docencia presencial. Por supuesto, siempre la finalidad del uso de una plataforma educativa dependerá de las necesidades que tengan los usuarios. Si bien es cierto que el objetivo principal siempre es facilitar procesos de enseñanza y aprendizaje en los estudiantes.

Variedad de soluciones

Existen una gran diversidad de soluciones en el mercado. Centrémonos en las plataformas de mayor complejidad que pretenden cubrir todas las necesidades de los usuarios, llamadas Entornos Virtuales o Sistemas para la Gestión de Aprendizaje (LMS – Learning Management System). Es el lugar en el que se encuentran y contactan todos los usuarios de la plataforma: alumnos, profesores, personal administrativo. Aquí es donde son presentados los cursos a los usuarios y donde se realiza el seguimiento de los progresos del alumno durante el tiempo que dure la formación.

Noray Trainning

Dentro de las plataformas, los foros constituyen una de las herramientas de comunicación más importantes, permitiendo el intercambio de ideas entre los participantes de una acción formativa. Pero en mi opinión, la función más destacada que tienen estas plataformas es poder crear cuestionarios, pruebas, tareas y encuestas personalizadas para evaluar a los alumnos.

Todo esto, por supuesto, debe estar conformado a partir de un diseño previo que permita establecer actividades de aprendizaje y que ayude a los estudiantes a lograr los objetivos planteados para el curso.

Tan importante como evaluar a los alumnos, es poder reconocer su esfuerzo. Por lo que también es clave la emisión de certificados acreditativos, algo que te permite generar automáticamente la plataforma.

Beneficios de las plataformas virtuales de aprendizaje para las empresas

Una plataforma de aprendizaje virtual ofrece muchas ventajas en términos de tiempo, dinero y esfuerzo para una empresa.

Por ejemplo, hacer cursos desde cero requiere mucho tiempo, dinero y esfuerzo, así como contratar formaciones presenciales ad hoc. Cuando necesitemos capacitar a nuestros equipos de forma rápida, efectiva y sin exceder nuestro presupuesto, los cursos de capacitación en línea podrían ser nuestro mejor recurso.

Noray Trainning

Los 5 principales beneficios de una plataforma de aprendizaje virtual para una empresa son, según mi punto de vista, los siguientes:

  • Reducir los costos de formación: transporte, horas laborales (profesores, directores, asesores), gastos en papelería, documentación etc.
  • Aportar más experiencia a tu formación, ayudando a retener mejor la información: gracias al material y la forma de trabajo más práctica, visual y personalizada (cada uno a su ritmo).
  • Tener flexibilidad para su realización: en cualquier horario, toda la información de manera digital y con la posibilidad de conectar desde diferentes dispositivos.
  • Avanzar de forma coordinada y efectiva entre usuarios y organización: con la ayuda de foros, validación de tareas, etc.
  • Mantener un perfil actualizado en base a las necesidades de la industria: seguir al tanto de las nuevas tendencias para no quedarnos atrás.

No tengo ningún “pero” para las plataformas de aprendizaje virtual. Es evidente que la formación debe ser parte de la cultura de cualquier empresa. Y para ello tenemos el reto de que el acceso a la formación sea cada vez más fácil para nuestros equipos. Beneficiémonos de todas las ventajas que nos ofrecen estas plataformas y el entorno digital en general.

¡Anímate a formar digitalmente a tu equipo!

Séfora Quintana
squintana@noray.com

Directora de Soporte | Socia



X