Pasos para la digitalización del departamento de housekeeping de un hotel

 

El housekeeping de cualquier hotel engloba una serie de servicios y tareas absolutamente indispensables. Al fin y al cabo, versa sobre la limpieza, higienización y mantenimiento de las habitaciones. Aspectos clave para garantizar la experiencia del usuario. Pero, ¿sabes cómo es posible digitalizar este proceso? Aquí te daremos las principales claves al respecto.

¿Cómo digitalizar el proceso de housekeeping de un hotel?

Muchos hoteles aún realizan las tareas de housekeeping a la antigua usanza: esperan a que el cliente entregue las llaves de su habitación en recepción y, posteriormente, solicitan a los responsables del departamento su limpieza. Un proceso que conlleva demasiado tiempo y esfuerzo, al menos, si se compara con el mismo una vez digitalizado.

El primer paso consiste en implantar un software de gestión integral para hoteles, es decir, un programa PMS (Property Management System) como Noray Htl. Gracias a él es posible tener conocimiento en tiempo real de la actividad del alojamiento y actuar en consecuencia.

La siguiente tarea consiste en proporcionar a los responsables del housekeeping del hotel el equipamiento que necesitan para acceder a esa plataforma. Puede tratarse de teléfonos móviles, tablets o simples dispositivos PDA. Además, conviene hacer un reparto por secciones para que cada empleado sepa perfectamente su área de actuación.

A través de dicho programa es posible, además, indicar necesidades de limpieza y mantenimiento especiales que requieran determinadas habitaciones. Así, por ejemplo, es posible enviar a un fontanero o a un electricista si ha ocurrido cualquier percance.

La eficiencia del housekeeping digitalizado en hoteles 

Para explicarlo, vamos a poner un ejemplo de cómo funcionaría el proceso una vez digitalizado:

  1. El cliente sale de su habitación. Si el alojamiento emplea un sistema de iluminación mediante llave magnética, ni siquiera hace falta que entregue la tarjeta en recepción para saberlo.
  2. Los responsables de housekeeping pueden dirigirse a la habitación con los útiles de limpieza.
  3. Proceden a limpiar la habitación. En caso de que el usuario no haya avisado de que no necesita el servicio.
  4. Aviso de finalización de limpieza. El housekeeper solo tiene que poner que ha terminado de limpiar para que se sepa desde recepción que la habitación está lista para ser ocupada de nuevo.

El proceso se repite una y otra vez sin necesidad siquiera de que haya contacto entre los limpiadores y la recepción. Algo que ahorra una gran cantidad de recursos ya que simplifica la operativa y que agiliza el proceso de housekeeping de forma muy notable.

Sin duda, el momento que estamos viviendo es el ideal para proceder a la instalación y puesta en marcha de un software PMS como Noray Htl. No podemos obviar que la situación sanitaria está provocando un paréntesis en la actividad y que, con un alojamiento saturado de clientes y a pleno rendimiento, es más difícil realizar cambios efectivos. Por ello, teniendo el verano a la vuelta de la esquina y unas previsiones de lo más optimistas, seguramente estemos ante la oportunidad de acometer la inversión con plenas garantías.

Marketing Noray
noray.comunicaciones@gmail.com

Equipo Noray



X