¿Qué es un facility manager?

¿Qué es un facility manager?

Un facility manager podría describirse como un facilitador, un gestor, un organizador… una profesión de difícil traducción y una gran desconocida para muchas empresas en nuestro país. El facility manager es un profesional que se ocupa de gestionar el correcto funcionamiento de una empresa en lo que respecta a sus servicios generales.

Sus funciones por tanto son realmente amplias: desde la búsqueda del inmueble más adecuado a las necesidades de la empresa, hasta su gestión integral, recursos y servicios asociados al correcto desarrollo de su actividad. Dependiendo del tipo de organización, puede ocuparse de gestionar un proyecto de ingeniería, la implantación del sistema de seguridad, iluminación o aire acondicionado, el mantenimiento de las instalaciones, los servicios de limpieza o, en un plano más concreto, la intendencia de papelería o el equipamiento de ofimática.

A todos los efectos estamos ante la profesionalización del tradicional oficio del responsable de mantenimiento, con la diferencia de que un buen facility manager debe implicarse en la gestión integral de la organización con el objetivo de optimizar al máximo la inversión que la compañía realiza en sus servicios generales (lo que puede llegar a situarse en torno a un tercio de la partida de gasto de una empresa).

Banner Noray Htl

Evidentemente no estamos hablando de pymes. Por lo general las empresas que solicitan los servicios de un facility manager son aquellas que superan ampliamente el centenar de empleados: organizaciones de gran consumo, hospitales, hoteles, grandes corporaciones… Son empresas que conocen bien el concepto central de su negocio o core business, pero necesitan delegar aquellas tareas “accesorias” pero absolutamente fundamentales para el correcto desarrollo de su actividad.

¿De qué perfil estamos hablando? Pues depende; estos profesionales suelen ser ingenieros, arquitectos, economistas o agentes inmobiliarios, pero lo que los hace realmente competitivos es su amplia visión de las organizaciones y del valor de las personas y los recursos en su productividad y eficiencia. Un facility manager profesional y cualificado debe ser capaz de asesorar adecuadamente a la dirección de la compañía en las políticas de gestión que debe implantar y esto debe traducirse en su cuenta de resultados.

Un buen facility manager incrementará la calidad de vida en los centros de trabajo, diseñando espacios funcionales y cómodos que permiten fortalecer la cohesión grupal y el sentimiento de pertenencia del personal a la organización. Todo ello, con criterio de optimización de la inversión.

En nuestro país esta disciplina aún está poco implantada, fundamentalmente la encontramos en entidades de ámbito público y grandes corporaciones multinacionales que ya han conocido en otros países las positivas experiencias del facility management.

 

Imagen: Fotolia

¿Te ha gustado este artículo? Te invitamos a compartirlo en tus redes sociales o por email utilizando estos iconos.

Marketing Noray
noray.comunicaciones@gmail.com